A partir del próximo 25 de mayo, todas las empresas que operan en la Unión Europea tendrán que cumplir con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, también conocido como GDPR. IESA, empresa proveedora de soluciones tecnológicas con más de treinta años especializados en el sector de la Administración de Fincas, explica cómo esta nueva legislación afecta a los administradores.

“Existe cierta confusión acerca de cómo la entrada en vigor y obligatoriedad de cumplimiento de GDPR afecta a la actual ley orgánica de protección de datos (LOPD- Ley 15/1999)” explica Enrique Sánchez, director general de IESA. “Cada estado miembro de la UE puede adoptar sus normas para facilitar la aplicación de las directrices del nuevo reglamento en sus países. En España hay un nuevo proyecto de ley de protección de datos que fomentará y cumplimentará al nuevo reglamento, mientras tanto la LOPD (LEY 15/1999) sigue vigente.”

En una comunidad de propietarios, la figura responsable de tratamiento de datos la ejerce la propia comunidad en la figura del presidente. Los Administradores asumen unas funciones de asesoramiento y consultoría, que se extienden también al ámbito de la protección de los datos de la comunidad. Están legitimados por su contrato de prestación de servicios y por la propia ley de Propiedad Horizontal para tratar y disponer de la información de los propietarios que resultan necesarios para la gestión ordinaria de los asuntos de la comunidad, en los términos de la relación contractual que les une.

Los administradores tienen, por tanto, un doble papel de encargados de los tratamientos de datos que llevan a cabo y de asesores de las Comunidades de Propietarios en todo lo relacionado con la protección de la información personal afectada. Estos tratamientos de datos afectan a la mayoría de los ciudadanos en España. Son, además, tratamientos con características muy similares en la mayor parte de los casos, lo que no excluye que algunos de ellos puedan tener una cierta complejidad o que, dependiendo de las circunstancias de cada caso, pueda haber situaciones en que se realicen tratamientos menos convencionales.

Así, los administradores de Fincas juegan el papel de ser encargados de tratamiento, asesores de las comunidades de propietarios en materia de protección de datos y gestor por mandato de la comunidad de propietarios, de los contratos con terceros. Por lo tanto, necesitan contar con formación o asesoramiento adecuado y herramientas que les facilitan el cumplimiento de las leyes de protección de datos. IESA ha desarrollado una solución denominada de RGPD 365 que unida a su software Gesfincas facilita y simplifica al mínimo el esfuerzo de los Administradores de Fincas para el total cumplimiento de la RGPD.

Fuente: cuadernosdeseguridad.com