✔ En estos momentos que corren de histeria colectiva debido al Covid-19, todos los organismos gubernamentales de «prevención de blanqueo de capitales» tanto nacionales como internacionales, (GAFI, las UIFs de los diferentes países, etc.) así como los sujetos obligados de esta normativa, deben estar más vigilantes que nunca.

Las situaciones de desconcierto tanto a nivel sanitario como socioeconómico son aprovechados por los maleantes oportunistas para intentar burlar los sistemas de detención de clientes y operaciones sospechosas, ya que los sujetos obligados («primer filtro», como asesorías, joyerías, inmobiliarias, promotoras, entidades financieras, empresas de cambio de moneda, etc.) están intentado como es lógico «salvar los muebles» (disculpadme la expresión) y sobrevivir a esta crisis, por lo que sus sistemas preventivos de para identificar operaciones o clientes susceptibles de «blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo» pueden verse resentidos.

Esperemos todo esto pase pronto y tanto sanitaria como económicamente nos afecte los menos posible, aunque de momento el escenario es muy complicado. Pero por supuesto que los malos, no puedan aprovecharse de la situación para introducir dinero ilícito en el curso legal.

▸Estimado lector, ¡¡gracias por su tiempo!!

Si te gustó este contenido quizás te interese…

Cumplimiento normativo y el sector hotelero
Interés legítimo como base para el tratamiento de datos
Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita