PREVENCIÓN DEL BLANQUEO DE CAPITALES

 

Ley de Blanqueo de Capitales. Le contamos lo esencial acerca de la Prevención de Blanqueo de Capitales (PBC). Sujetos obligados, reglamento y excepciones.

 

Durante la década de 1980, hubo una creciente preocupación por la criminalidad financiera derivada del tráfico de drogas, la cual, tuvo como reacción el surgimiento de políticas de prevención del blanqueo de capitales.

En la Unión Europea y, concretamente en España, tras diversas Directivas y sus correspondientes transposiciones, nos encontramos con la Ley de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, o Ley de blanqueo de capitales (Ley 10/2010), así como el Reglamento de la misma, aprobado por Real Decreto 304/2014.

 

1.      LEY DE BLANQUEO DE CAPITALES ¿SOY SUJETO OBLIGADO?

 

El artículo 2 de la Ley de blanqueo de capitales establece un listado con 26 sujetos obligados, pudiendo diferenciar aquellos a quienes les será aplicable el régimen general, y aquellos con un régimen especial.

 

A grandes rasgos, dentro del régimen general podemos encontrar los siguientes sujetos obligados:

  • Aquellos vinculados al sector financiero, inmobiliario, de lujo, joyería, arte, antigüedades, casinos, empresas de loterías.
  • Asesores fiscales, contables externos, auditores, notarios, registradores de la propiedad, abogados, procuradores.
  • Seguros y corredores de seguros.

 

Por otro lado, entre los sujetos a los que les será aplicable un régimen especial, nos encontramos con los siguientes:

  • Aquellas personas que efectúen movimientos de pago, en territorio nacional, por importe igual o superior a 100.000 euros. El importe se rebajaría a 10.000 euros en el supuesto de, pagos realizados al extranjero desde territorio nacional o, pagos realizados desde el extranjero con entrada en territorio nacional (art. 34).
  • Aquellas personas físicas o jurídicas que comercien profesionalmente con bienes, en los términos establecidos en el art. 38.
  • Fundaciones y asociaciones (art. 39).
  • Gestores de tarjetas de crédito o débito emitidas por otras entidades, gestores de sistemas de pago y compensación y liquidación de valores y productos financieros (art. 40)
  • Administrador nacional del registro de derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

 

ley de blanqueo de capitales LPBC

La ley de prevención de blanqueo de capitales LPBC y sujetos obligados.

 

2.       ¿CUMPLO CON LA LEY DE PREVENCIÓN DE BLANQUEO DE CAPITALES?

 

Una vez hemos determinado que, nos encontramos entre los sujetos obligados al cumplimiento de la Ley de blanqueo de capitales, es necesario conocer las obligaciones que establece la misma, así como su Reglamento:

  • Medidas de control interno: Aprobar por escrito políticas de diligencia debida, información, conservación de documentos, control interno, evaluación y gestión de riesgos, garantía de cumplimiento y comunicación.
  • Representante ante el SEPBLAC: Designar un Representante ante el SEPBLAC. Deberá ejercer un cargo de administración o dirección en el sujeto obligado.
  • OCI: Establecer un órgano de control interno (OCI).
  • Política de admisión de clientes: Formulación por escrito de una política de admisión de clientes, en orden a aplicar las medidas de diligencia debida.
  • Diligencia debida: Establecer y aplicar medidas de diligencia debida en la aceptación, identificación y conocimiento de los clientes, así como, de las personas que deseen realizar operaciones con la sociedad.
  • Examen especial: Realizar un examen especial de cualquier hecho u operación que pueda estar relacionado con el blanqueo de capitales, estableciendo por escrito los resultados.
  • Comunicación de operaciones sospechosas: Comunicar las operaciones sospechosas al SEPBLAC.
  • Colaboración con la Comisión de PBC: Colaborar con la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, o sus órganos de apoyo, facilitando toda la información que requieran.
  • Abstención: Abstenerse en la ejecución de operaciones sospechosas, con sus excepciones.
  • Conservación: Conservar la documentación acreditativa de las operaciones e identidad de los sujetos que las realicen, durante un plazo mínimo de 10 años.
  • Confidencialidad: Prohibición de revelación al cliente o a terceros de las operaciones comunicadas como sospechosas o del examen que se efectúa sobre las mismas.
  • Formación: Formar al personal de la empresa en relación con las exigencias derivadas de la Ley de blanqueo de capitales.
  • Reporting sistemático: Con carácter general, las entidades financieras, salvo determinados sujetos exceptuados como los corredores de seguros, están obligadas a comunicar mensualmente al SEPBLAC operaciones de carácter sistemático.
  • Auditoría interna y externa: Realizar auditorías internas sobre el grado de cumplimiento de las medidas de control, así como efectuar una revisión anual por experto externo.
  • Protección e idoneidad de los empleados: Establecer procedimientos de protección a los empleados que comunican operaciones sospechosas, así como, establecer procedimientos en la selección de los empleados, directivos y agentes para garantizar su idoneidad.

 

3.       ¿EXISTEN EXCEPCIONES LA LPBC?

 

Tal y como se ha comentado en párrafos anteriores, la Ley de blanqueo de capitales establece un régimen especial para determinados sujetos, así como, excepciones en cuanto al cumplimiento de determinadas obligaciones por parte de concretos sujetos obligados.

Concretamente, la Ley de blanqueo de capitales establece que, los corredores de comercio, así como aquellos sujetos obligados, comprendidos en el art. 2.1 i) a u), ambos inclusive, que, con inclusión de los agentes, ocupen menos de 10 personas y, cuyo volumen de negocios anual o cuyo balance general anual no supere los 2 millones de euros, quedan exceptuados de:

  • Establecer procedimiento de control interno.
  • Realizar un análisis previo del riesgo.
  • Contar con un manual interno de prevención de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.
  • Establecer órganos de control interno.
  • Realizar un informe por parte de experto externo.
  • Formar a sus empleados en materia de prevención.

 

4.       ¿A QUÉ SANCIONES ME PUEDO ENFRENTAR?

 

La ley de blanqueo de capitales establece una serie de infracciones administrativas, clasificadas en muy graves, graves y leves.

Una infracción muy grave puede suponer una amonestación pública y una multa de hasta 1.500.000 euros, o el 5% del patrimonio neto del sujeto obligado, o el doble del contenido económico de la operación, en todo caso la mayor cuantía. Asimismo, se podrán imponer sanciones adicionales a las personas que ejerciesen cargos de administración o dirección y fueran responsables de la infracción.

Las sanciones por infracciones graves, pueden suponer una amonestación pública o privada y la imposición de una multa de hasta 150.000 euros, o el 1 % del patrimonio neto del sujeto obligado, o el tanto del contenido económico de la operación más un 50%. Asimismo se establecen una serie de sanciones adicionales para los responsables de la infracción, en el supuesto en que ejerciesen cargos de administración o dirección.

En el supuesto de haber cometido una infracción clasificada como leve, la sanción a imponer podrá ser una amonestación privada o una multa por importe de hasta 60.000, o ambas.

Para evitar todo tipo de sanción en materia de blanqueo de capitales, desde Grupo Adaptalia le asesoraremos en el cumplimiento de la Ley (Consultoría Prevención Blanqueo de Capitales), por lo que no dude en ponerse en contacto con nosotros si le surge alguna cuestión.