✔​ El derecho a la protección de datos es un derecho fundamental que garantiza la capacidad de cualquier persona a decidir sobre su propia información personal. El uso de drones con dispositivos puede suponer o supone un impacto en el derecho a la protección de datos de las personas y, por lo tanto, puede implicar una lesión de sus derechos y libertades. Teniendo en cuenta la definición de dato personal como «toda información sobre una persona física identificada o identificable», los operadores de drones que registren y/o procesen imágenes, vídeos, sonido, datos biométricos, datos de geolocalización, datos de telecomunicaciones relacionados con una persona identificada o identificable están sujetos a la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de derechos digitales (LOPDGDD).

Hay que tener en cuenta que en ocasiones un dato puede identificar directamente a una persona como, por ejemplo, su fotografía, pero en otras ocasiones la identificación no es directa y requiere de un tratamiento adicional, como puede ser información de geolocalización, o mediante el enriquecimiento con información adicional de otras fuentes como, por ejemplo, internet, y aunque a priori la persona no fuera identificable el resultado final sería que la identificación es posible gracias al cruce de informaciones de distintas fuentes. Tanto si el dato recogido mediante drones identifica inequívocamente a una persona como si su identificación se pueda realizar a posteriori, la normativa de protección de datos es aplicable.

La normativa específica para la utilización del espacio aéreo trabaja en paralelo con la normativa que defiende el derecho a la protección de datos personales de acuerdo con las obligaciones generales que señala el artículo 26 del Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto, donde se establece la obligación de adoptar las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de lo dispuesto en materia de protección de datos personales y protección de la intimidad. Por tanto, además de las previsiones que establece la normativa aeronáutica mencionada, deberá tenerse en cuenta que el RGPD y la LOPDGDD son de plena aplicación a cualquier tratamiento de datos personales que tenga lugar con el uso de un dron con independencia del ámbito profesional o aficionado al que esté asociada la operación del dron.

Antes de compartir en internet imágenes o vídeos capturados con un dron es necesario asegurarse de que no contienen imágenes o datos relativos a personas, vehículos, viviendas u otros objetos que puedan conducir a la identificación de sujetos, y en caso afirmativo anonimizarlas mediante técnicas de difuminado o similares.

⛔️ ¿Todavía NO sabes como proteger correctamente los datos de tu empresa o negocio?

✔️ Si aún dudas, ¡estás en el sitio correcto! El «Grupo Adaptalia» te resuelve cualquier interrogante en el cumplimiento normativo legal, tecnológico y de organización de su compañía. Somos especialistas en 【PROTECCIÓN DE DATOS | LSSI | COMPLIANCE PENAL | LPBC-F】
✔️ Nuestra «Consultoría en Protección de Datos» es la solución perfecta para que nada te inquiete. Nuestras herramientas y servicios se adaptan completamente a tus necesidades.

Operaciones con tratamiento de datos de los drones de forma colateral o inadvertida

Se deben seguir las siguientes recomendaciones, según señala la AEPD.

  • Minimizar la presencia de personas y objetos que permitan su identificación.

  • Minimizar la captura de imágenes a lo absolutamente necesario, reduciendo las posibilidades de que puedan aparecer personas inadvertidamente en las imágenes.

  • Promover y aplicar características de privacidad desde el diseño.

  • Para lugares en los que inevitablemente habrá personas realizar la captura de imágenes de forma que las personas no puedan ser identificadas.

  • Evitar el tratamiento de otro tipo de datos personales.

  • Evitar el almacenamiento de información innecesaria relativa a personas.

Operaciones que tienen por finalidad tratamiento de datos de los drones

Resulta totalmente aplicable la normativa sobre protección de datos y se debe tener en cuenta las siguientes obligaciones:

  • Si el tratamiento se realiza por encargo de un tercero que decide acerca de la finalidad de las imágenes (por ejemplo, con propósito de videovigilancia), este tercero será el responsable del tratamiento, el operador del dron actuará como encargado de un tratamiento de datos personales y debe asegurarse de que su relación con el responsable esté regida por un contrato.

  • Si el operador actúa como responsable deberá determinar la base jurídica más apropiada para llevar a cabo el tratamiento.

  • Elegir la tecnología a bordo más adecuada a la finalidad que se persigue con la operación y adoptar todas las medidas adecuadas de privacidad por defecto.

  • Habilitar mecanismos para llevar a cabo el derecho de información con relación al tratamiento de datos personales que se realiza, teniendo en cuenta la peculiaridad de los drones.

  • Tomar medidas técnicas y organizativas apropiadas para garantizar un nivel de seguridad adecuado a los riesgos.

  • Eliminar o anonimizar cualquier dato personal innecesario lo antes posible tras la recopilación.

  • Incorporar opciones de configuración respetuosas con la privacidad y funciones predeterminadas como parte de un enfoque de privacidad desde el diseño.

  • Hacer que los drones sean lo más visibles e identificables posibles, con características asociadas al responsable, haciendo que el operador sea también visible e identificable como responsable del dron.

▸Estimado lector, ¡¡gracias por su tiempo!!

Si te gustó este contenido quizás te interese…

Drones y Protección de Datos
drones-y-proteccion-de-datos
Los drones no se libran de las nuevas medidas de Protección de Datos
Videovigilancia y LOPD en Centros Educativos
Videovigilancia-y-LOPD-en-Centros-Educativos-grupo-adaptalia2