Cryptolocker es uno de los troyanos que más daño están haciendo a todo tipo de usuarios, sin importar si son grandes empresas, pymes, autónomos, o usuarios particulares que sólo guardamos las fotos de nuestras vacaciones en el ordenador.

Nació en 2013, y desde entonces se cree que ha cifrado  los datos de miles de usuarios y que sus creadores han conseguido millones de dólares de sus víctimas. Pero, ¿Qué es Cryptolocker y qué podemos hacer para evitarlo?

Qué es Cryptolocker

Los conocidos como “ransomware” son un tipo de troyano que bloquea el acceso a los datos guardados en nuestro ordenador, y reclama a su propietario un pago para eliminar el bloqueo. De todos los ransomware que existen, sin duda alguna Cryptolocker es el más popular entre los atacantes.

El funcionamiento de Cryptolocker es bien conocido, pero no por ello ha dejado de ser peligroso porque desde su nacimiento han aparecido muchas versiones basadas en su código, evoluciones que son cada vez más peligrosas.

Por ejemplo, en las últimas semanas ha sido descubierta una nueva versión llamada Locky, lo que demuestra que los atacantes no se quedan quietos y todo lo que sabemos sobre estos programas puede cambiar de la noche a la mañana.

En general, Cryptolocker funciona cifrando los archivos que hemos guardado en nuestro disco duro, con una clave privada única para cada ordenador infectado. A continuación veremos un mensaje en pantalla en el que se nos reclamará un pago para desbloquear los archivos.

Cómo evitar que Cryptolocker nos afecte

Normalmente hay que realizar el pago con Bitcoin para evitar el rastreo de la policía, pero en la mayoría de las ocasiones incluso aunque paguemos la cantidad establecida no recibiremos la clave privada para descifrar nuestros archivos, por lo que no es recomendable hacer caso a los atacantes.

En vez de eso, lo recomendable es seguir las mismas prácticas que deberíamos seguir siempre: no abrir correos electrónicos de remitentes desconocidos, no abrir archivos sospechosos, ni navegar por páginas inseguras. Pero además, es importante contar con el mejor antivirus posible que capture este tipo de programas antes de que puedan hacer un daño irreparable.

Fuente: Omicrono