Los concursos en los que se ofrece a expertos en seguridad y hackers en general dinero a cambio de detectar vulnerabilidades son cosa habitual, y Google es conocida por celebrarlos de vez en cuando. Lo que no es tan normal es la cantidad que el gigante de internet está ofreciendo esta vez: 100.000 dólares, unos 90.000 euros.

Google ha duplicado la recompensa que venía ofreciendo, para buscar a quien sea capaz de encontrar un agujero de seguridad en sus ordenadores Chromebook. Claro que no valdrá con cualquier pequeño fallo: el hacker tendrá que ser capaz de atravesar las barreras de seguridad en el modo de invitado.

Ese modo ha sido diseñado específicamente para asegurarse de que los datos del propietario de la máquina permanecen aislados y protegidos de cualquier otra persona que se haga con el control del ordenador.

Google, que el año pasado se dejó 2 millones de dólares en diferentes premios a hackers, ha previsto además una pedrea de pagos a quienes encuentren agujeros de seguridad calificados como menos graves. Las reglas del concurso pueden consultarse en la página web oficial, y no hay límite al número de fallos que los participantes pueden presentar.

Fuente: El Economista