La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha impuesto tres multas por un total de 440.000 euros a la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y a Òmnium Cultural por haber incurrido en infracciones “muy graves” de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD).

Según recoge la resolución fechada a 18 de noviembre –a la que ha tenido acceso Crónica Global, ambas entidades recogieron y conservaron “información sobre datos de ideología sin el consentimiento de los afectados” durante la ‘gigaencuesta’ realizada en octubre y noviembre del año pasado en el marco de la campaña ‘Ara és l’hora’ (‘Ahora es la hora’), previa a la consulta independentista del 9N.

Recogida de datos ideológicos sin consentimiento

En concreto, la AEPD sanciona con 200.000 euros a la ANC y con otros 200.000 a Òmnium Cultural por infringir el artículo 7.2 de la LOPD, que establece que “sólo con el consentimiento expreso y por escrito del afectado podrán ser objeto de tratamiento los datos de carácter personal que revelen la ideología, afiliación sindical, religión y creencias”.

Además, multa con otros 40.000 euros a la ANC por “el incumplimiento del principio de seguridad de los datos personales que constan en sus ficheros”, que recoge el artículo 9 de la citada ley, debido a una filtración de la base de datos de sus afiliados.

Miles de voluntarios por toda Cataluña

La ‘gigaencuesta’ organizada por la ANC y Òmnium Cultural pretendía “conseguir que el sí-sí” fuera “la opción mayoritaria” en la consulta independentista del 9N. Para ello, ambas entidades coordinaron una red de miles de voluntarios que fueron puerta a puerta por domicilios de toda Cataluña -el objetivo era llegar a los 2,5 millones de viviendas- realizando una encuesta con seis preguntas relacionadas con una hipotética secesión de Cataluña y recogiendo datos personales de los entrevistados.

En esa campaña participaron como voluntarios destacados políticos de formaciones como CDC (Josep Rull, Irene Rigau, Ferran Falcó), UDC (Oriol Vila), ERC (Oriol Amorós y Anna Simó), ICV (Enric de Vilalta) y la CUP (David Fernández), y diversos personajes conocidos, como Karmele Marchante.

Una “lista negra” de no independentistas

La ‘gigaencuesta’ generó las críticas de partidos y entidades no nacionalistas. Ciudadanos, Vox y 18 personas de forma particular denunciaron ante la AEPD la campaña por considerar que esta pretendía establecer una “lista negra” por motivos ideológicos, distinguiendo a los titulares de los domicilios encuestados entre afectos y no afectos a las tesis independentistas; es decir, una suerte de censo de independentistas y no independentistas.

La AEPD realizó varias inspecciones en las sedes de la ANC y Òmnium, y en junio pasado inició un procedimiento sancionador contra ambas entidades –con multas que, en función de la gravedad, podrían haber alcanzado los 600.000 euros–.

Una vez presentadas las alegaciones por parte de la ANC y Òmnium, la AEPD ha decidido sancionarlas con los 440.000 euros citados; una resolución que pone fin a la vía administrativa y contra la que solo cabe un recurso de reposición o acudir a los tribunales contencioso-administrativos.

(Fuente: Crónica Global)