Las dudas relacionadas con la protección de datos en el ámbito escolar son comunes entre padres y profesores. La AEPD ha recopilado y respondido más de 80 en una guía.

El estado actual de las nuevas tecnologías permite a cualquiera que tenga un smartphone hacer una fotografía y subirla a internet en cuestión de segundos. Este hecho puede generar dudas en relación con la protección de datos de los menores.

Además del interrogante inicial, surgen otros. ¿Puede un centro educativo acceder al contenido de dispositivos electrónicos de los alumnos, como por ejemplo WhatsApp o las redes sociales, ante un posible caso de acoso? ¿Puede un profesor crear grupos con aplicaciones de mensajería instantánea con los alumnos?

Las dudas sobre el uso de las nuevas tecnologías en el ámbito escolar son extensibles a otras muchas situaciones. Al clásico ¿puedo grabar a mi hija –y a toda su clase- en la función de navidad del cole?, se unen preguntas relacionadas con la pertinencia de hacer públicas las notas de clase, la videovigilancia en las instalaciones el centro o el tratamiento de datos por parte de las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA).

La Agencia Española de Protección de Datos considera la protección de datos de los menores como uno de sus ejes prioritarios. Una de sus actuaciones en este sentido fue la creación de la web Tú decides en internet, un proyecto global con varias líneas de actuación abiertas que trabaja con la prevención y la concienciación como principales herramientas.

Además, de esta web, la Agencia cuenta con el Canal Joven, una vía de comunicación para resolver dudas sobre privacidad y protección de datos de los menores. Desde su puesta en marcha ha recibido más de 1.500 consultas a través de su correo electrónico, teléfono (901 23 31 44), WhatsApp (616 172 204) o la sede electrónica de la AEPD.

Ante el volumen de consultas recibidas a través de este canal, principalmente de padres, AMPAs y centros docentes, la AEPD decidió recopilar las más importantes en la guía ‘Protección de datos en centros educativos’, con el objetivo de informar y responder de forma clara a lo que se puede y no se puede hacer -en lo que se refiere a la protección de datos de los menores- en el contexto de los centros escolares.

En cuanto a si los centros educativos pueden captar imágenes de los alumnos durante las actividades escolares y si pueden subirlas a internet:

  • Hay que diferenciar entre si el centro capta imágenes como parte de su función educativa (en cuyo caso los centros estarían legitimados para ello) o si las grabaciones exceden la función educativa -como sería la difusión del centro y de sus actividades- para lo que se necesita el consentimiento de los interesados o de sus padres o tutores
  • Se pueden tomar imágenes de los alumnos en determinados eventos desarrollados en el entorno escolar con la única finalidad de que los padres puedan acceder a ellas, pero debe hacerse en un entorno seguro que exija la previa identificación y autenticación de los alumnos, padres o tutores
  • Los profesores, como parte de la enseñanza de las materias encomendadas, pueden realizar ejercicios que impliquen grabar a los alumnos, pero las imágenes sólo deberán estar accesibles para éstos, sus padres o tutores y el profesor. En ningún caso el hecho de grabar supone que se puedan difundir las imágenes de forma abierta en internet.

 

  • La publicación de datos personales en redes sociales por los centros educativos requiere contar con el consentimiento inequívoco de los interesados, a los que habrá que informar previamente de manera clara de los datos que se van a publicar, en qué redes sociales, con qué finalidad, quién puede acceder a los datos, así como de la posibilidad de ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición

Junto con la guía donde se recogen estas y otras cuestiones, la Agencia Española de Protección de Datos ha presentado cuatro vídeos englobados bajo el lema Tú controlas en internet, también disponibles en YouTube, con los que trabaja la prevención en asuntos como el ciberacoso (En este partido nos la jugamos), el grooming (Planazo de fin de semana), el sexting (Un vídeo muy especial) o la dependencia tecnológica (Un crack del BMX). Los vídeos están pensados para ser vistos tanto en clase como en familia.

A la guía y los vídeos se añade un taller dirigido a familias llamado Los menores y su cibermundo, conducido por el experto Ángel-Pablo Avilés, autor de El blog de Angelucho. El taller aborda, en nueve vídeos de entre dos y diez minutos (también disponibles en el canal de YouTube de la Agencia), temas que los padres deben tener en cuenta al acompañar a sus hijos en su relación con las nuevas tecnologías, como el funcionamiento de las aplicaciones más utilizadas por los jóvenes y los riesgos más comunes asociadas al uso de estas apps.

Fuente: AGPD