Planes de igualdad

Planes de igualdad
febrero 28, 2022| Compliance

El próximo 7 de marzo finaliza el plazo para que las empresas de 50 o más trabajadores tengan implantado un plan de igualdad. Las empresas que no cuenten con un plan de igualdad dentro de los plazos fijados podrían verse expuestas a importantes sanciones económicas.

La obligatoriedad de su implantación emana de la Ley Orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres (Ley Orgánica de Igualdad) y del Real Decreto 901/2020, por el que se regulan los planes de igualdad y su registro (Real Decreto 901/2020).

  • ¿Qué son los planes de igualdad?
  • ¿Qué empresas y organizaciones deben implantar planes de igualdad? 
  • ¿Cuál es su fundamento legal? 
  • ¿Qué sanciones son aplicables?
  • ¿Cuáles son los beneficios derivados de la implantación de planes de igualdad?

¿Qué son los planes de igualdad?

Los planes de igualdad son un conjunto ordenado de medidas adoptadas en las empresas y organizaciones para alcanzar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y para eliminar la discriminación por razón de sexo.

¿Qué empresas y organizaciones deben implantar planes de igualdad?

  • Las que cuenten con 50 o más trabajadores.
  • Las que estén obligadas en virtud del convenio colectivo que resulte aplicable.
  • Las que estén obligadas en virtud de una decisión de la autoridad laboral.

¿Cuál es su fundamento legal?

  • Estatuto de los Trabajadores.
  • Ley Orgánica de Igualdad.
  • Real Decreto 901/2020.
  • Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social.
  • Plan Estratégico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 2021-2023.

¿Qué sanciones son aplicables?

Las sanciones aplicables se pueden traducir  en multas de hasta 225.018€, imposibilidad de contratar con el sector público y la pérdida de ayudas, bonificaciones y beneficios derivados de los programas de empleo.

¿Cuáles son los beneficios derivados de la implantación de planes de igualdad?

  • Cumplimiento de las exigencias y requerimientos legales.
  • Evitar la imposición de sanciones.
  • Impedir el daño reputacional.
  • Mejorar la imagen corporativa interna y externa.
  • Ventajas competitivas:
    • Permitir la contratación con el sector público.
    • Aumentar la calificación en licitaciones públicas.
    • Incrementar la puntuación en los procesos de homologación como proveedor de otras empresas u organizaciones.
    • Posibilitar los acuerdos de colaboración con partners.
    • Facilitar la obtención de ayudas y subvenciones.
    • Favorecer el acceso a la financiación.
  • Mejora del clima laboral.
  • Retención del talento.
  • Retorno de la Inversión (ROI).
Suscribete a nuestra Newsletter